Saltar al contenido

Cómo se hace un poste de barbero

Cómo se hace un poste de barbero

Hoy toca que aprendáis cómo se hace un poste de barbero. Estos artilugios parecía que habían perdido cierta conexión con el pasado, pero siguen recordándonos una época en la que pensábamos que hacérsela permanente era una buena idea.

Cómo hacer un poste de barbero

El proceso comienza enrollando un diseño rayado sobre un mandril de madera. El mandril a usar depende del tamaño del poste que se quiera fabricar.

Con una cuchilla se marca el diseño rayado en ambos extremos. El diseño rayado está hecho de papel y vinilo tratado con protección anti rayos uva para evitar que se decolore.

Las marcas en el diseño rayado ayudan al operario a cortar el familiar material rojo, blanco y azul del tamaño adecuado.

A continuación remacha el logo de la empresa al armazón del soporte.

Después con unos pernos se unen las carcasas superior e inferior del soporte del armazón y las carcasas están hechas de aluminio así que son virtualmente a prueba de óxido. Eso es una buena virtud porque los postes de barbero tienen que enfrentarse a los elementos.

Tras asegurarse de que el montaje está nivelado se instala el cilindro que puede fabricarse con vidrio estirado o soplado a mano.

Se aprieta concienzudamente para asegurarse de que todo está bien montado.

A continuación se añade agua a un polvo de calafateado especial y se mezcla hasta que alcanza una consistencia sin grumos. La mezcla debe tener la densidad exacta para llenar el hueco que queda entre la carcasa de aluminio y el cilindro de vidrio.

Cinco minutos después, cuando el calafateHado se ha secado se limpia con cuidado. El material sobrante de ambos extremos del cilindro y lo que queda es un sello liso y hermético que ayuda a sujetar el cristal en su posición.

Después se limpia cuidadosamente el cristal.

A continuación se cuelga todo el conjunto de un gancho y se pinta el calafateado con un sellador de color a juego con la carcasa y resistente al agua, y después un operario coloca un motor.

El motor girará el diseño de colores dentro del cilindro de cristal.

Una vez conectado el motor, el cilindro interior, el que lleva el diseño impreso, se coloca sobre el mecanismo que lo hará girar.

Después se instala un portalámparas doble que iluminará el poste para que el diseño rallado no se mueva mientras gira.

Se coloca un cojinete en la parte superior del cilindro y para terminar el poste ya sólo queda poner una cubierta de aluminio a prueba de óxido y la segunda bombilla que ilumina la tulipa de cristal blanco.

Por último, se prueba en el motor y las  luces para asegurarse de que funcionan perfectamente.

Los postes de barbero modernos se fabrican en diferentes estilos y tamaños, con o sin globos de iluminación pero siempre nos recordarán el pasado.

También te puede interesar